viernes, 9 de octubre de 2009

Las farmacéuticas son las nuevas Iglesias

El asunto de la Gripe A pone de actualidad algo que está claro desde hace mucho tiempo. El poder no está en los bancos, ni en el Estado, ni en un grupo Iluminati que dirige los designios de la población, no. Las farmacéuticas son las nuevas Iglesias. Además de ser unas de las mayores potencias económicas mundiales, tienen un poder mucho más relevante: son las dueñas del miedo. Las gestoras de la muerte (en una sociedad materialista que no se consuela con la posibilidad de una vida eterna ni una reencarnación) y del dolor, en un mundo donde el padecimiento de cualquier tipo es el mayor terror. Sustituyen a las grandes religiones que, hasta ahora, basaban su poder en la gestión del miedo a la muerte, con la promesa de una segunda vida eterna mejor. Como eso ya no existe, el terror a la muerte y al dolor se intensifica, pero ahí están las farmacéuticas para alargar la vida y evitar el sufrimiento (en teoría). Podríamos hablar siglos sobre el asunto, pero sólo un dato fácil de constatar por uno mismo: la medicina alopática actual está diseñada para acabar con el sistema inmune y hacer que buena parte del primer mundo dependa de los fármacos toda la vida. Me refiero a los antibióticos, por supuesto, pero también a otros fármacos como la cortisona o los antiinflamatorios.
Pero yendo al aquí y ahora, supongo que habéis visto el vídeo de la doctora (y monja) Teresa Forcades http://www.youtube.com/watch?v=L4738T3bmKc
Si no, lo recomiendo. Es largo de explicar, pero copio abajo el texto de La Vanguardia que explica lo que dice, pero creo que es mejor dedicar 10 minutos a ver la entrevista entera.


Fuente LA Vanguardia/EFE

Teresa Forcades, una monja benedictina doctora en medicina, ha iniciado un movimiento ciudadano en Internet para impedir que la vacuna contra la gripe AH1N1 sea obligatoria debido a la declaración de pandemia por parte de la OMS, y en contra la gestión de la enfermedad.

En un vídeo que ha colgado en la red, la monja hace un llamamiento para activar con carácter urgente los mecanismos legales de participación ciudadana para que no se pueda forzar a nadie en España a ser vacunado, y para que los que lo hagan no se queden sin el derecho a exigir responsabilidades si causa efectos secundarios.El vídeo explica que desde el año 2005 la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede dar órdenes a los gobiernos sobre vacunas en casos de pandemia, y que si esto ocurre el estado tiene la obligación de hacer cumplir la ley imponiendo multa o prisión (en Massachussetts -EEUU- la multa propuesta para este caso podría llegar a los 1.000 dólares por día que pasa sin que te vacunes).Forcades recuerda que "la gripe nueva" no es nueva porque sea del tipo A, ni tampoco por ser del subtipo H1N1, porque la epidemia de gripe de 1918 fue del tipo A/H1N1 y porque desde 1977 los virus A/H1N1 forman parte de la temporada de gripe de cada año, y puntualiza que lo único que es nuevo es la cepa S-OIV.Añade que desde que empezó en abril de 2009 y hasta el 15 de septiembre de 2009 han muerto de esta gripe 137 personas en Europa y 3.559 en todo el mundo, cuando debido a la gripe estacional lo hacen entre 40.000 y 220.000 personas, lo que supone que la tasa de mortalidad y de complicaciones es inferior a la de cada año.La religiosa denuncia además irregularidades en la elaboración de la vacuna y explica cómo en enero del 2009 la filial austríaca de la farmacéutica Baxter distribuyó a 16 laboratorios de Austria, Alemania, la República Checa y Eslovenia 72 kilos de material para hacer miles de vacunas contra la gripe estacional, que resultó contener virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2).El descubrimiento se hizo cuando un técnico de laboratorio de la empresa BioTest de la República Checa probó por su cuenta las vacunas en hurones, animales que se usan para estudiar las vacunas de la gripe, y comprobar que todos ellos murieron.Explica que si esta contaminación no se hubiese descubierto a tiempo, la pandemia que sin base real están anunciando las autoridades de la OMS y los países "sería una espantosa realidad", porque sería letal combinar un virus con un 60% de mortalidad pero poco contagioso como el aviar, con otro con baja mortalidad pero gran capacidad de contagio, como el de la gripe estacional.También cuenta cómo sólo 12 días después de aparecer los primeros casos, la OMS declaró que el nivel de alerta por peligro de pandemia estaba en fase 5 y ordenó a los gobiernos que activasen planes de emergencia, y un mes después declaró que ya había una pandemia, cuando la nueva gripe es más benigna que la estacional.La médico relata que esta declaración de pandemia (fase 6) fue posible porque en mayo la OMS cambió la definición de pandemia. Antes para poder hacerlo era necesario que muriese a causa de un agente infeccioso una proporción significativa de la población, un requerimiento que fue eliminado de la definición.Sobre la vacuna, la religiosa alerta de que la mayoría de los laboratorios diseñan vacunas en dos dosis, que deben sumarse a la vacuna de gripe estacional, algo que nunca se ha hecho y que multiplica por tres los posibles efectos secundarios.También revela que los laboratorios que hacen vacunas usan coadyuvantes muy potentes para estimular el sistema inmunitario, y que la que está fabricando Glaxo-Smith-Kline contiene uno llamado AS03, que multiplica por diez la respuesta inmunitaria, que podría provocar enfermedades auto inmunitarias graves al cabo de un tiempo.Además hace público que las farmacéuticas que fabrican la vacuna están exigiendo a los estados que firmen acuerdos de inmunidad para que en caso de que las vacunas tengan más efectos secundarios de los previstos, los políticos y la industria quede exenta de toda responsabilidad. Teresa Forcada es autora de "Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas", en donde explica cómo el poder político y económico que han adquirido les sirve para garantiza unos enormes beneficios económicos, aún a costa de la salud de la población.

8 comentarios:

Jackeline dijo...

Hola estimada blogger
Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
Si deseas no dudes en escribirme a jackelinesilvajauregui@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Jackie

Miguel B. Núñez dijo...

Tremebundo!

Ahora nos toca decidir si queremos el "Soma" o no.

Me gustaría mucho leer ese libro de "los crímenes... "

Un beso!

Adrian Vogel dijo...

Sin ser un experto en el tema, me llama la atención el hecho de distribuir una vacuna sin probar.

Jazznoize dijo...

Dios bendiga a Mr Rumsfeld.

Cowboy Iscariot dijo...

Echo de menos a David Koresh y a Unabombre. También a Tim Mc Veigh.

Silvia Grijalba dijo...

Sabía yo que a Mr Iscariot le interesarían estas teorías conspiratorias. Gracias por recordarnos esos nombres, cierto, Unabomber, lo había olvidado (espero que no me manden un señor de la CIA por haber escrito ese nombre... bueno, no por haber escrito CIA)

the cosmogonic escrotolitum dijo...

desde dentro os digo que las farmacéuticas se empiezan a frotar las manos con el "florecimiento homeopático", porque ya era muy cansino eso de los nichos terapéuticos, y eso de tener que responder con costosos ensayos clínicos ante cualquier nueva molécula...vamos que era cansina la ciencia seria. La verdad es que los tratamientos esotéricos infinitesimales les saldrán más baratos, y podrán hacer más dinero con menos esfuerzo.Bingo.

Por lo demás, a pesar de ser completamente plausible el untamiento de la actual OMS por la Industria en este caso de pandemia "espectacular", en sentido casi debordiano, la historia de esta vacuna orweliana poco tiene que ver con la de los antibióticos,AINEs, corticoides u demonios.
La pregunta qué deberíamos hacernos tras ver cómo argumenta apelando a la racionalidad, con el British Journal, nuestra monja(altavoz de nosotros, pequeño grupo de sanitarios disidentes), es sí podremos argumentar racionalmente contra un sistema sanador simbólico creencial.
No hay nada que críticar delante de un poema.Y, dios gracias, el belcebú de la ciencia multinacional aun es criticable bajo su propio idioma.

Silvia Grijalba dijo...

Gracias cosmogonic, muy acertada visión (la de la homeopatía incluida). Y ciertamente el asunto corticoide etc a lo mejor es ya una digamos ida de olla consparanoica que no tiene mucho que ver con esto. Pero vamos, que a uno le hace pensar, intuitivamente en ello, pero si se me demuestra (que seguro que se puede) que no hay ningún medicamento similar a las corticoides que pueda emplearse para enfermedades que no sean letales y que no tenga sus efectos secundarios, por supuesto, dejaré de pensar que la cura alopática, a veces, traer la enfermedad crónica y que en numerosas ocasiones se puede evitar. Repito, no soy médico, y esto lo digo por intuición y como cobaya, así que te agradezco que me rebatas con argumentos más sólidos. Me encantaría creer en la medicina alopática que, en mi opinión, es una superchería en muchos casos.